Garbanzos fritos con pimentón

RECETA MUY SENCILLA DE GARBANZOS FRITOS CRUJIENTES

En 200 Grados nos encantan las legumbres. Siempre estamos buscando nuevas formas de tomarlas y, desde que descubrimos que podíamos freír los garbanzos, no podemos parar de comerlos. Hay muchas recetas de garbanzos fritos crujientes, pero a nosotros esta es la que más nos gusta. 

Estos garbanzos fritos con pimentón son muy fáciles de hacer, necesitas muy pocos ingredientes y son realmente sanos. No llevan apenas grasas y es un plato que nos aporta un cantidad de proteína y fibra vegetal muy interesante.

Estos garbanzos tostados los podéis utilizar como guarnición o como plato principal. Lo mejor de todo es que, una vez hechos, podemos tomarlos tanto calientes como a temperatura ambiente. Son ideales como aperitivo y para calmar el hambre entre horas.

Ingredientes

Garbanzos cocidos de bote (400 gr)
Una cucharada de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
Una cucharadita rasa de pimentón dulce
Una cucharadita rasa de pimentón picante
1 diente de ajo

Información

Tiempo: 25 minutos
Dificultad: fácil
Fuente de fibra

Preparación de garbanzos fritos

  • Echar el aceite de oliva en una sartén y calentarlo un poco.
  • Cortar el ajo en láminas y dorarlo en la sartén junto con el aceite.
  • Retirar el ajo cuando esté dorado.
  • Echar los garbanzos y freírlos durante unos minutos, al gusto. Echa un poco más de aceite si es necesario.
  • Cuando veas que están los garbanzos tostados, incorpora el pimentón, los ajitos y remueve para que se mezcle bien.

A nosotros nos gusta añadirle un huevo frito o escalfado por encima. También podéis acompañarlos con arroz o con alguna otra especia que os guste, por ejemplo un poquito de perejil fresco.

TRUCO FINAL: pon un poco de esencia de trufa por encima del huevo.

En esta receta hemos usado garbanzos cocidos, los garbanzos de bote de toda la vida, pero si tenéis tiempo podéis utilizar los secos y ponerlos en remojo. Quedarán igual de buenos.

También comentar que a nosotros nos gustan con pimentón, pero podéis probar a hacerlos con la mezcla de especias que más os guste. Probad distintas combinaciones y seguro que os quedan unos garbanzos especiados espectaculares. Por ejemplo: con un poco de nuez moscada, romero y curry. ¿Os animáis?

¡¡¡Quedará de muerte!!!

Por cierto, si queréis descubrir como pueden afectar las legumbres a nuestro organismo, haced clic aquí.

Un saludo. 200 Grados.

scroll_logo