Algas. Cómo cocinarlas, tipos y propiedades

ALGAS, LAS VERDURAS DEL MAR

Las algas son un alimento que ha venido para quedarse. Si bien es cierto que nuestros amigos japoneses las consumen de forma regular desde hace milenios, en Europa ha sido un alimento prácticamente ausente en nuestra dieta.

Hoy, en 200 Grados, veremos las propiedades de las algas, como cocinarlas, los tipos más comunes y porque no podemos consumirlas en las mismas cantidades que los nipones.

¿Qué son las algas?

Las algas son verduras que se desarrollan en un medio acuático. Utilizan la luz solar como fuente de energía y pueden adquirir colores de todo tipo: pardas, rojas, verdes y verdeazuladas.

Existen multitud de variedades. En ocasiones, son organismos tan simples, que algunas están compuestas por una sola célula. Las más complejas recuerdan a plantas terrestres y pueden tener formas muy variadas, asemejándose a arbustos, láminas, cintas y cilindros.

Tipos de algas

Wakame

Tiene un color verde intenso. Se suele encontrar deshidratada, pero cuidado, cuando la rehidrates su volumen aumentará diez veces. Está genial para usarla en ensaladas y sopas. También va genial con pescados.

Espagueti de Mar

Es un alga prácticamente desconocida en oriente, podríamos clasificarla como “el alga europea”. Crece en mares muy profundos y con bastante oleaje.

Su forma es alargada y recuerda a la famosa pasta italiana, de ahí el nombre que recibe. Es muy rica en calcio.

Kombu

De color verde, su principal característica es que añade muchísimo sabor a los platos. Es un potenciador del sabor totalmente natural, la versión que nos da la naturaleza del glutamato monosódico, ya comentado en otros artículos. Aquí.

También es utilizada para facilitar la digestión de las legumbres. Es un alga muy fibrosa, por lo que debe cocinarse muy bien.

Musgo de Irlanda

Suele crecer en zonas muy rocosas y es utilizada como espesante. En la industria se la conoce como Carragenato. Es de color rojo y hay que llevar cuidado porque tiene propiedades laxantes. Suele utilizarse en verano para incluirla en ensaladas, ya que es muy refrescante.

Nori

Es el alga por excelencia usada en oriente. De color pardo tirando a verde, se utiliza para envolver el sushi. Una vez deshidratadas y prensadas parecen folios de papel negro. Solo en Japón se utilizan cerca de 10 billones de hojas de esta alga.

También podemos usarla tostada en ensaladas, pastas y arroces.

Lechuga de Mar

Es un alga de color verde que recibe su nombre por el parecido que tiene con la lechuga que todos conocemos. Se puede consumir al natural, aunque puede ser un poco dura. Lo ideal es cocerla.

Casi siempre se comercializa deshidratada, si bien, en algunos países podemos también encontrarla en conserva. Es muy rica en hierro y proteínas.

Dulse

Es de las algas más ricas en proteínas que hay. Es de color rojizo y con un contenido en hierro realmente alto, recomendada para el tratamiento de la anemia.

¿Cómo cocinar las algas?

A la hora de cocinar las algas debemos ser muy escrupulosos con los tiempos, de esta forma conservaremos todo su sabor, textura, color, olor y propiedades.

A continuación, os detallamos los tiempos de hidratación de cada tipo de alga, por si las habéis comprado deshidratadas, y el tiempo de cocción de cada una de ellas.

Tiempos de cocción de las algas

  • Wakame: 10 minutos de hidratación y 15-20 minutos de cocción.
  • Espagueti de Mar: 10 minutos de hidratación y 15 minutos de cocción.
  • Kombu: 8-10 minutos de hidratación y 35-40 minutos de cocción.
  • Musgo de Irlanda: 5 minutos de hidratación y 30 minutos de cocción.
  • Nori: 5 minutos de hidratación y 5 minutos de cocción.
  • Lechuga de Mar: 5 minutos de hidratación y 5 minutos de cocción.
  • Dulse: 5 minutos de hidratación y 15 minutos de cocción.

Composición de las algas

Son ricas en proteínas, lo cual hace de ellas un excelente alimento para dietas vegetarianas y veganas.

Poseen muchas vitaminas, de las cuales queremos destacar las siguientes:

  • Vitamina B1 o tiamina. Facilita la conversión de los carbohidratos en energía.
  • Vitamina B2 o riboflavina. Básica para la córnea.
  • Vitamina A o retinol. Imprescindible para las mucosas y la vista.
  • Vitamina C. Ayuda al sistema inmunológico y a sintetizar el colágeno.

Las algas también nos aportan minerales como el sodio, cloro, potasio, fósforo y magnesio. Son ricas en fibra, lo cual ayuda al tránsito intestinal y a saciarnos antes.

Sin embargo, mención aparte merece el calcio que aportan. Como ejemplo, el alga Wakame aporta 150 mg de calcio por cada 100 gr, mientras que la leche entera de vaca aporta 124 mg por cada 100gr.

Hemos dejado para el final la cantidad de yodo que tienen. Es realmente alta, y debemos llevar cuidado la cantidad de alga que consumimos debido a este punto. Más adelante os explicamos en detalle las cantidades de yodo y porque los japoneses pueden tomar más cantidad de algas que los europeos.

Beneficios de las algas

Los principales beneficios que nos aportan las algas son:

  • Mejoran el sistema inmunológico.
  • Mejoran el tránsito intestinal.
  • Ayudan a regular el colesterol.
  • Aportan calcio.
  • Son diuréticas.
  • Bajo contenido en calorías, beneficiosas para dietas de adelgazamiento.
  • Aportan yodo, fundamental para personas con deficiencia del mismo.
  • Ayudan al sistema nervioso.
  • Alcalinizantes.

¿Por qué no podemos comer la misma cantidad que los japoneses?

Pues la razón es porque tienen una cantidad de yodo muy alta. Los japoneses llevan milenios consumiendo algas, esto hace que su flora intestinal esté preparada para eliminar ese exceso de yodo. Sin embargo, en Europa, el consumo de algas es algo relativamente nuevo y nuestro sistema digestivo no está preparado para eliminar esa cantidad de yodo.

La cantidad de yodo recomendada al día es de 0,15 mg. A continuación, podéis leer los altos valores de yodo que tiene cada tipo de alga y como en todos los casos, se excede la cantidad recomendada.

Cantidad de yodo de las algas

  • Wakame: 0,4 mg por cada gramo de alga.
  • Espagueti de Mar: 0,35 mg por cada gramo de alga.
  • Kombu: 4,25 mg por cada gramo de alga.
  • Musgo de Irlanda: 0,24 mg por cada gramo de alga.
  • Nori: 0,12 mg por cada gramo de alga.
  • Lechuga de Mar: 0,16 mg por cada gramo de alga.
  • Dulse: 0,64 mg por cada gramo de alga.

Esto son valores para 1 gramo de algo. Y siempre en cualquier preparación tomaremos más de 1 gramo. Es decir, nos pasaremos por mucho la cantidad recomendada.

No podíamos acabar este artículo sin hacer mención de Ángel León, el chef del mar. Una de las personas que más ha dado a conocer las algas, el plancton y muchos otros alimentos del mar.

Un saludo. 200 Grados.

Fuentes:

NUTRITIONDATA

BEDCA

scroll_logo